Buscando apoyo

Este es un proceso para hacer en compañía, no te quedes sol@ sin comprender que te sucede, busca ayuda, habla, pregunta, pero sobre todo, ÁMATE ¡¡

domingo, 19 de abril de 2009

ALINEANDOSE CON EL ESPIRITU

Hoy es 18 de Abril del 2009
KIN de hoy: Serpiente Solar Rojo
Acción puesta en Movimiento.
En los días SERPIENTE se despierta en nuestro interior el poder de la fuerza vital. Con más intensidad que nunca, nace de las entrañas de la Tierra un poder que impulsa a actuar. Es el instinto primitivo del ser humano sublimado. La serpiente tiene importante componenda sexual, despierta pasiones en el hombre y fertilidad en la mujer.

---------------------------------------------------------------------------

Serapis Bei. Alineándose con el ESPÍRITU.

La primera pregunta sería: ¿Por qué no estoy ya en contacto pleno con el ESPÍRITU, si mi propia naturaleza es el ESPÍRITU?

He aquí algo más de lo cual se deben sentir responsables, pero no culpables. En el instante en que nacieron, o caminaron adentro de esta realidad, como ESPÍRITU hicieron una de las cosas más difíciles y dolorosas que hay en el universo: encarnarse en el Planeta Tierra. En ninguna parte de ningún planeta son tan densos los velos entre el plano físico y los planos superiores. Sabían, al entrar en sus cuerpos, que seguirían las reglas que ustedes mismos ayudaron a fijar para la especia y establecerían un punto focal que excluiría todo conocimiento acerca de quiénes eran. Es muy posible que hayan pensado: "No veo ningún problema, pronto recordaré; además será apenas por unas pocas décadas". Así pues, se deslizaron adentro de un cuerpo, se apretujaron a través de un túnel diminuto y llegaron a un mundo brillante y frío, los pusieron patas-arriba y les dieron de palmadas para hacerlos respirar. ¡Ay! Corrieron los velos para olvidar que eran ESPÍRITU y, a partir de ahí, se la pasan tratando de recordar quiénes son.

El primer paso para esta recordación consiste en que acepten la responsabilidad por haberlo olvidado. Intenten esta línea de pensamiento con ustedes mismos:

"Soy ESPÍRITU. Al encarnar en este cuerpo, voluntariamente y con toda mi intención, lo olvidé para poder darme a mí mismo esta oportunidad de volverlo a descubrir. Soy ESPÍRITU, jugando a la gallina ciega conmigo mismo. Estuve de acuerdo en que el juego se acabaría una vez que lo supiera. Ya lo sé y declaro que el juego ha terminado. Me encarné bajo estas reglas, de manera tal, que pudiera disfrutar descubriendo mi verdadera naturaleza. Soy ESPÍRITU".

Después de algunas repeticiones y algún tiempo para alinear sus campos con esta verdad, se darán cuenta de que sus percepciones empiezan a cambiar. Empezarán a examinar sus situaciones bajo estas otras ópticas: "Hice esto para aprender más de lo que es ser un humano limitado", "Invité esta persona a mi vida para compartir esta experiencia", y "¿De qué me sirve esta revelación en mi sendero hacia la Luz?"

Con esto, ¡habrán reclamado su maestría! En vez de ser Juan Torres, hijo, cónyuge, padre, trabajador, y, etc., serán el ESPÍRITU realizando la función de Juan Torres, cualesquiera que ella sea. Y la función de Juan Torres se volverá obvia rápidamente.

Reconozcan que están aquí porque, como ESPÍRITU, deseaban estar aquí. Tenían ideas muy específicas acerca de lo que deseaban lograr. Llegó el momento de revisar si siguen en curso. Llegó el momento de estar completamente al tanto de sus yo-espíritus y de alinearse con ellos.

Existen tantas maneras de incorporar al ESPÍRITU cuantos cuerpos hay. Cada una es única. No obstante, existen algunas guías genéricas. Recuerden que no van a sentir como si estuvieran "en medio de juegos pirotécnicos" porque, en realidad, nunca se desincorporaron realmente del ESPÍRITU, sin importar cuán solitarios se hayan llegado a sentir. Sencillamente se les olvidó a dónde mirar. Y si es que han llegado hasta este punto, es porque han limpiado los esquemas de energía responsables de cualquier tipo de resistencia que les podría causar una reacción como la de estar "en medio de juegos pirotécnicos".

Estamos agradecidos con Merlín por el siguiente enfoque para incorporar al ESPÍRITU:

Unifiquen sus chakras y pídanle al nivel apropiado del ESPÍRITU que se mezcle con sus campos unificados, a través del chakra del corazón. Visualicen un cristal rosado o rojo en el chakra del corazón, resplandeciendo intensamente. Véanlo crecer hasta volverse un poco más alto que ustedes. Acérquensele y tóquenlo. Dense cuenta de que pueden atravesarlo fácilmente. Parece ser como una luz rosada. Entren y miren a su alrededor. Alguien los espera para darles la bienvenida. Es una imagen proyectada por sus yo-espíritus. Probablemente sentirán oleadas de amor, compasión y cariño.

Lo que hagan de ahí en adelante, depende de ustedes. Pueden "asolearse" en esta luminosidad, hacer preguntas, pedir guía o sencillamente dedicarse a cultivar esta amistad. Pidan que esta energía permanezca con ustedes en sus chakras del corazón y que los guié en todos sus quehaceres. Pidan que ustedes, como ESPÍRITU, se mezclen con el campo unificado para mantenerlo alineado y para incorporar una porción cada vez mayor de energía, de frecuencias más elevadas. Finalmente, cuando se sientan completos, dejen que la imagen se vaya desapareciendo y retornen a sus consciencias en el aquí. Afirmen: "Soy ESPÍRITU, soy un Maestro en todo lo que hago".

Repitan este encuentro tan a menudo como les plazca. Siéntanse libres de acordar sus propios encuentros. Algunas personas tienen un lugar favorito que alguna vez visitaron o recuerdan como especial. Otras construyen un lugar interior para irse. Algo imaginado no es menos real que un lugar físico o una cosa. La única diferencia consiste en que la realidad del consenso no abarca el sitio privado de cada quien. Después de todo, ¿desde cuándo se han visto constreñidos por el consenso?

Sencillamente decreten que al llegar a sus sitios de reunión, sus yo-espíritus estarán allí para darles la bienvenida a sus yo-egos. Podrían toparse con una imagen que sus yo-egos encuentren apropiada, como por ejemplo, una bella mujer o un hombre sabio y compasivo. No se atemoricen en absoluto, sin importar lo que se les aparezca. Por ejemplo, todos llevan consigo la energía de los aspectos arquetípicos de Crone y del Reaper. Estos aspectos de sus funciones del espíritu podrían ser portadores de mensajes muy importantes para ustedes. Mantengan firmemente en sus mentes que cualquier persona o cosa que se encuentren, no es más que ustedes mismos; denle la bienvenida a la oportunidad de mezclarse con "ese aparente otro" hasta el punto en que no haya ninguna distinción entre ambos.

Pueden usar una técnica más específica; ésta, de nuevo, proviene de Ariel, y es para seguir al ESPÍRITU y obtener revelaciones acerca de los problemas cotidianos insolutos que los rodean en la vida del plano físico. Funciona sobre la base de que sus cuerpos mentales tienden a vivir en el futuro; los emocionales, en el pasado; y los físicos, en el presente.

Coloque en la palestra una pregunta. Por ejemplo, "¿Cómo me siento respecto a aceptar la oferta del empleo x?" o "¿Cómo resultará si me caso con Y?".

Unifiquen sus chakras e inviten a su ESPÍRITU, a que irradie desde el centro de sus chakras del corazón hacia sus chakras unificados. Ahora, imagínense una puerta que tiene un letrero con su pregunta grabada sobre ella. Díganse a sí mismos que detrás de esa puerta están viviendo de veras esa situación, de manera plena, vívida, respirable y experienciable. Detrás de esa puerta ya han aceptado ese trabajo X o ya se han casado con la persona Y, de manera irrevocable, sin derecho a dar pie atrás. ¡Así es ahora y es muy real! ¿Cómo se sienten en sus cuerpos? ¿Descansados, serenos, felices, complacidos de haber tomado la decisión correcta? o ¿Tensos, ansiosos y disgustados por haber metido la pata otra vez? Sus yo-espíritu se han mezclado con sus campos de mayor densidad y a través de la resonancia con sus yo-mismos han tomado esa decisión y han equiparado la energía para darles una prueba de ese resultado en particular. Por eso es que el cuerpo reacciona de la manera en que lo hace.

Antes de partir, noten la puerta que tiene escrito sobre ella: "Sugerencia del ESPÍRITU". Esa puerta podría estar brillando o lanzando chispas. Se siente como si hubiera una energía buena detrás de ella. Puede que deseen abrirla y entrar. Si estaban preguntando por una pareja, podrían conocerlo o conocerla; podría ser alguien que ya conocen o ¡un completo extraño! Si estaban preguntando acerca de un trabajo, o de una casa, por ejemplo, podrían verse a sí mismos en unos alrededores conocidos, o en otro sitio. Esto podría sorprenderlos; pero dejen que se decante en ustedes por un tiempo. ¿Cómo se siente el cuerpo de ustedes ahora?

Recuerden que sus personalidades siempre tendrán para elegir. Eso es parte del trato. Como ESPÍRITU, su esperanza es la de lograr una mezcla plena y total; pero eso debe ser acordado bilateralmente y ¡no como si se tratara de la una toma hostil de una empresa por otra! Como se encuentran ahora en la vía rápida hacia la ascensión, ¿quisieran de veras dedicarse a explorar otras alternativas distintas a las del ESPÍRITU?


UN MANUAL PARA LA ASCENSION
Serapis (Thot, Hermes)
Canalizado por Tony Stubbs

---------------------------------------------------------------------------
http://www.trabajadoresdelaluz.com
Namasté (Mi ser divino reconoce y saluda a tu ser divino).

El abandono del ser

Constantemente me voy preguntado, cuáles fueron las causas que generaron está enfermedad en mí. Pero siempre encontré la forma de culpar a los demás, razones externas, excusas, motivos lejos a mi responsabilidad.

En este caminar de aprender a entender y ver las razones, las causas, los motivos, con ayuda de personas maravillosas, voy entendiendo que no solo abandoné a mi ser físico, mis emociones y mente, sino también a mi espíritu. Esa parte que es mi Ser interior, mi ser verdadero y al que no le he permitido formar parte de mí.

Y cómo se dió este abandono? De nuevo, las causas son excusas y razones externas. He hablado con algunos amigos, y dicen algo cierto. La educación que recibimos en la infancia, es castrante a muchos niveles. Nacemos unidos a nuestro ser, somos uno, integrados en la sencillez y maravilla del amor incondicional, pero dependemos de la conciencia, del no saber, de la ignorancia. Un bebé no separa su ser de su físico, pero en la crianza, lo padres vamos enseñándole a hacerlo, al ir generando normas que le impiden tener contacto consigo mismo.

Nadie es culpable de esto, es la forma en que la sociedad y las comunidades mantienen su "integridad", al mantener en ciertos grados de ignoracia, sumición y control a los individuos, se logran sostener esquemas productivos para la mayoría, sin tener en cuenta el costo emocional, y menos el espiritual. Finalmente, la productividad y los resultados tanjibles en dinero, obras, objetos, es lo que determina el crecimiento de dicha comunidad.

Pero, y donde queda el ser? Aprendí que mi espíritu no era parte de mi, que ese 'Ser' era ajeno porque le pertenecía a Dios. Mi alma, solo estaba alojada en mí como un huesped, y al huesped... cuando lleva mucho tiempo, se le aprende a ignorar. Los huéspedes no tienen voz ni voto en las decisiones de casa... por lo tanto, las señales pasan a ser transmitidas a través de la materia: el cuerpo. Lo que la conciencia y la mente no desean entender, el cuerpo lo refleja, el ser habla, así no queramos escucharle.

En mi caso, habló siempre, de muchas maneras. Haciéndome sentir diferente, con muchas señales físicas, a mi edad, nadie usaba lentes, y a los tres años yo tenía unas gruesas, cabello muy corto, jugaba con cosas que no juegan las niñas y 'veía cosas' y las decía, entonces era tildada de rebelde, de loca, de ser mala, porque iba en contra de las normas.

Aprendí a guardarme para mí esas señales, pero a no aceptar las condiciones, aprendí a no alimentar a mi ser, sino a castigar mi cuerpo. Desde niña, el abandono físico era notorio. Cabello alborotado, desorden generalizado, reacciones descontroladas a nivel emocional, refugiarme en actividades solitarias y lejos de los demás. No seguir las costumbres, pautas o normas impuestas y de obligatorio cumplimiento, hacían que fuera más dificil mi relación con los demás, y al seguir sintiendome diferente, seguía llenándome de culpas, de reproches, y alejando aún mas, a mi ser de mí conciencia. Aprendí a no alimentar con amor mi cuerpo y a rechazar el afecto que recibía de los demás. Comencé a sentir que era su obligación y que yo no merecía ser amada.

Hay peor forma de abandonar al ser? Rechazarse a sí misma, comenzar solo a detallar los defectos, siempre buscar las excusas para no asumir la responsabilidad por los comportamientos, y aún más grave, no aceptar como regalos y agradecer, lo recibido. Cada día somos llenados de bendiciones, pero aprendimos que solo a través del sufrimiento podemos llegar al amor de Dios. Y no es así. Sea la imágen o concepto que tengamos de El, el universo siempre está dándonos múltiples regalos y muy amorosos. El constante rechazo de ellos, hace que nuestro ser sea abandonado. Y yo, abandoné al mio.

No le alimentaba, no es darle comida... y ese alimento es tan sencillo, es el amor propio. El reflejo de su ausencia se nota a pocos, lentamente, señales sutiles, luego son mas fuertes.

En mi caso, muchos problemas físicos desde la infancia, reacciones alérgicas, golpes, caidas frecuentes, depresiones; al ir creciendo, problemas hormonales, subidas y bajadas de peso extremas, alteración en los hábitos alimenticios que fueron reflejando mis estados de ánimo. Si estaba bien, comía mucho, si me sentía mal, deprimida, rechazada, dejába de comer. El no aceptarme a mí misma como soy, físicamente, hizo que ese rechazo fuera notado en la familia, en los amigos, y se devolvía, habían siempre críticas, muchas tan destructivas, que solo afianzaban estos nuevos patrones autodestructivos.

En la adultéz, llegar con esta carga de culpas, rechazos, y desamor propio, solo me condujo a seguir buscando situaciones que las afianzaran. De modo inconciente, pero para mi ser, totalmente concientes. Y comenzó a hablar con más fuerza. Si la forma de auto castigo estaba en la comida, pues ahí se incrementó todo el problema. No me amaba, no me alimentaba, y si lo hacía, era con reproches, entonces mi organismo no podía retener el alimento, y esto me condujo a la anorexia, a la forma mas brutal del rechazo y abandono de mí misma. Solo es la punta de la maraña de raíces que conforman las causas. Pero como todas las situaciones, hay una causa principal: falta de amor hacia mí, falta de reconcer que mi ser y yo somos uno solo, y que al abandonarlo, solo me abandoné a mí misma.

Aceptar y ser conciente de esto, no ha sido fácil, y aún me falta mucho camino por recorrer. Por primera vez, me veo ante el espejo solo frente a frente conmigo misma, y puedo reconocer que merezco amarme, respetarme y valorarme lo suficiente como para salir de todas las situaciones que me hagan daño.

Aún me falta aprender a cortar dependencias hacia otros y ser autosuficiente emocionalmente. Pero creo, que es la forma de salir finalmente de todos estos patrones que me han enfermado, y que me evitan sentirme plenamente sana. El reencuentro con mi ser, se está dando, ya al menos, reconozco que es parte de mí, y ahora, para que pueda estar, debo terminar de limpiar el espacio, para que deje de ser un huesped, y sea simplemente lo que es: parte de mí. Ser simplemente, yo misma.