Buscando apoyo

Este es un proceso para hacer en compañía, no te quedes sol@ sin comprender que te sucede, busca ayuda, habla, pregunta, pero sobre todo, ÁMATE ¡¡

sábado, 20 de noviembre de 2010

Agradecer




En estos días en que todo se ha vuelto comercial, las cosas realmente gratuitas son tan pocas.  Todo lo que usamos a través del internet tiene su cobro oculto, y seguimos creyendo que son "gratuitos" pero no es cierto, todo tiene un cobro, sino, no sería rentable para sus propietarios, verdad?  

Pero voy viendo que también todo esto, nuestra cotidianidad cada vez más ligada a este medio, vamos perdiendo el contacto personal y se van dejando de lado muchos valores básicos de convivencia. Es muy fácil hacer un clic y chao ¡¡ y hace falta el tener esas relaciones simples con los demás.  Quizás, dentro de todas estas actitudes, la que voy viendo que se va perdiendo cada vez más es elagradecer... la pantalla hace que sea muy impersonal y a un aparato no le damos las gracias por el servicio recibido.  Esto, tristemente, lo vamos trasladando a nuestras actitudes. 

Tenemos a nuestros amigos y amigas cerca, les llamamos, les molestamos con todo, a nuestra familia, compañeros de trabajo, a los vecinos, a los dependientes de los almacenes.... a cada persona que por x o y motivo nos cruzamos a diario, y generalmente, comenzando por mí, olvido decir... GRACIAS ¡¡  Pero, cuando es por este medio? es muy fácil alejarse, no hablar, y no nos damos cuenta de cuanto esto puede afectar al otro, y yo, siento que cuando alguien se va sin despedirse, un clic y ya, o me dice, mira necesito esto de tí, claro, toma y luego, bueno, adios ¡¡ quedo... como que me faltó algo. 

Así que he estado reflexionando sobre el significado de esta sencilla palabra y lo que ella genera. Las normas de comportamiento social nos enseñan a agradecer ciertas acciones: al comprar algo, al recibir un obsequio, cuando alguien te  ayuda a recibir paquetes o pasar una puerta, por ejemplo, te ofrecen algo de beber, en fin, muchos comportamientos sociales de interacción que agradecemos en forma automática.  Pero, hay otros, que son parte de las relaciones interpersonales y no los agradecemos.  Cuando necesitamos una mano amiga, un apoyo, llamamos y decimos nuestras cuitas y al final, bien, nos vemos, chao ¡¡... y el agradecimiento? por esa persona que estuvo dispuesta para escucharme, para atender mi necesidad, y dejó sus propias cosas y su tiempo? pues muchas, muchas veces no damos las gracias o no las recibimos cuando nos piden esa ayuda.  Y está mal? pues no lo se, en mi caso, siento que debo revisar el modo en que me afecta, porque sí a mí me molesta, cuando yo hago lo mismo, puedo estar generando lo mismo en la otra persona,  voy pidiendo  a Dios que no se me olvide agradecer a los demás y a El, al universo por todo lo que recibo cada día. Pero, creo que sí vale la pena rescatar la acción, porque veo que es algo importante, genera... PAZ y tranquilidad. 

Un amigo muy especial, me ha compartido este cuento al conversar sobre el tema: "hay un cuento zen que dice que un señor se pasó 40 años en plan ermitaño y dominó su mente .. pero no conseguia iluminarse. Desesperado salió al campo gritando: ¿Que me falta?.. y el Sol respondió : te falto yo. Y la flor respondió: te falto yo. Y asi toda la creación le respondió: te falto yo. y eso incluye la mano tendida de un amigo."   Es cierto, el sol, la flor, el aire, están allí, siempre, necesitamos de ellos,y son tan obvios que no les damos las gracias. Igual sucede con esas personas que siempre están dispuestas a nuestro rescate emocional o físico... 

Damos las gracias cuando compramos algo... pero... es que AGRADECER ES GRATIS ¡¡¡ Nos da siempre un regalo a cambio: una sonrisa, un abrazo, una mirada cariñosa, una mano tendida... nos abre puertas, nos brinda consuelo, nos sacia la sed, nos consuela en los momentos aciagos... quita las nubes que tapan el sol, nos ayuda a disfrutar la lluvia a través de la ventana; esta sencilla palabra, nos llena la vida de regalos, cada día, cada momento, el universo siempre está dispuesto a DARNOS sin pedir nada a cambio; pedimos constantemente, prosperidad, salud, amor, todo lo que sentimos necesitamos para nuestro bienestar y el de nuestras personas queridas, y el solo hecho que estén allí, ya es un ENORME REGALO QUE AGRADECER ¡¡

Se me ocurrió algo sencillo, pongamos en nuestros corazones algo que está de moda... la extención .com  El dominio que nos indica que formamos parte de una red... pues bien, que sea la red del agradecimiento:esgratis@dargracias.com  pegadito a nuestro corazón 

Confío en que al poner esta partecita en mi corazón, pueda seguir disfrutando del inmenso regalo que significa tener esta oportunidad de compartir con todas mis amigas y amigos en red, con mi familia, con el universo mismo, y sin dejar de lado, el sentir que hasta las cosas que me parecen tristes, dolorosas y que se escapan a mi comprensión, son parte de un aprendizaje, de otro regalo que la vida me da, con envolturas menos brillantes, pero es algo, que sin duda alguna, agradezco desde mi corazón, porque todo y todos forman parte de mi existencia, de mi aprendizaje y están por alguna razón importante para el universo.  

Quiero concluir esta reflexión con un enorme... GRACIAS A CADA UNO DE USTEDES ¡¡ Los que me conocen, los que no, con los que comparto cada día risas, llantos, secretos, chismes, recetas, y todo aquello que hace que mi día, cada día, valga la pena vivirlo.   Un abrazo enorme. enmicorazon.esgratis@dargracias.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario