Buscando apoyo

Este es un proceso para hacer en compañía, no te quedes sol@ sin comprender que te sucede, busca ayuda, habla, pregunta, pero sobre todo, ÁMATE ¡¡

sábado, 10 de octubre de 2009

La comida no solo entra por la boca

Cuando sufrimos un trastorno de esta clase, muchas veces solo ver la comida genera angustia. Pero en el proceso de rehabilitación, he aprendido a recuperar el placer por cocinar aunque mi organismo aún no logre aceptar todo tipo de alimentos, ya que se ha afectado seriamente su capacidad de asimilación y aunque yo ya deseo comer de todo, aún lucho para evitar los dolores de estómago que me dan y que es lo que actualmente sigue siendo mi lucha, el miedo al dolor ante la ingesta de comida.

El proceso de enseñarle de nuevo a mi cuerpo a aceptar la comida, va de la cabeza al estómago: primero, mentalizar y cambiar las ideas y decir: SI quiero, SÍ PUEDO, Lo voy a hacer... frases sencillas pero muy efectivas, se deben repetir constantemente, así el cerebro vá asumiendo el cambio de actitud y va generando la disposición para recibir nuevamente los alimentos.

Aprovechar todos los sentidos durante este proceso es fundamental, ya que no solo degustamos la comida con la boca. El olfato, oido, tacto, visión, todos juegan una parte fundamental en esto: si huele bien, si al morder es crujiente, su textura es suave y se vé bien, pues dan muchas ganas de comer¡¡ Así que cocinar es parte de la recuperación. Elaborar alimentos así sea sencillos, disfrutar su olor, el proceso, saber que se estoy preparando algo que me gusta, probarlo, darle el toque especial, y decir... hum... que rico me ha quedado¡¡ Es alto muy satisfactorio y esa sensación me invade por completo, así que al probar luego, así sea un bocado, lo hago con amor, con ganas, lo disfruto y ver a mis hijos comerse todo, y decirme, mamá, esto está muy bueno¡ es algo que recompensa el esfuerzo y vale cada nuevo acto.

Vale la pena sin duda alguna, pararse frente a la estufa, planear qué se va a preparar y alejar de la mente todas las situaciones anteriores donde se hayan generado angustias, miedos y dolores. Es vestir nuevamente cada día con el valor de la novedad y esperar con gusto el resultado

No hay comentarios:

Publicar un comentario