Buscando apoyo

Este es un proceso para hacer en compañía, no te quedes sol@ sin comprender que te sucede, busca ayuda, habla, pregunta, pero sobre todo, ÁMATE ¡¡

viernes, 10 de julio de 2009

Transtorno de ansiedad II parte

http://www.facebook.com/ext/share.php?sid=96738989747&h=L5yWI&u=_MgRZ

2. Cómo llegamos a la crisis?
La emoción, dentro de la vida psicológica, tiene una función liberadora: implica una descarga que alivia tensiones y restablece el equilibrio psíquico interno.
Tenemos poco control sobre nuestras reacciones emocionales. Cualquiera que haya tratado de fingir una emoción, o que haya percibido esto en otros, sabe que es una tarea inútil. La mente tiene poco control sobre las emociones, y las emociones pueden avasallar la conciencia.
También es fundamental destacar que las emociones se convierten en importantes motivadores de conductas futuras, y no sólo influyen en las reacciones inmediatas, sino también en las proyecciones futuras. Pero asimismo pueden ocasionar problemas. Cuando el miedo se torna ansiedad, cuando la molestia se convierte en enojo, el enojo en odio, el amor en obsesión, el placer en vicio, nuestras emociones nos perjudican a nosotros y a los demás.
La mayoría de los desórdenes mentales suelen ser desórdenes emocionales, y la salud mental es producto de la higiene emocional. Obviamente, entonces, las emociones pueden tener consecuencias útiles o patológicas.
Podemos deducir:
• La emoción está influida por la evaluación subjetiva que hacemos de la situación,
• La intensidad depende de la excitación que tengamos y de la que partamos.
En la actividad clínica, se observa que la ansiedad en general está focalizada en una situación u objeto particulares, como en el caso de las fobias. La persona tiene una tendencia al pensamiento mágico y reiterativo, para protegerse o resguardarse de la ansiedad.
En estados de ansiedad “la alarma es peor que el incendio”, o sea que la anticipación y magnificación del peligro producen mayor ansiedad que la situación misma.
La historia personal del ansioso, está marcada por procesos psíquicos disfuncionales, caracterizados por la vulnerabilidad o la percepción débil de si mismo frente a un peligro interno o externo.
Los pensamientos que acompañan la ansiedad están distorsionados, los más frecuentes son del tipo exagerado, catastrófico, ignora lo positivo, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario